Entrevistas  Noticias  Películas  Biografías  Artículos
 Historia  Foro  Estrenos  Enlaces  Contacto

 CineFantastico.com >> Actualidad >> Noticias
Sitges 10: crónica del Domingo 17
 Y consideraciones finales


Foto

Una inversión de 12 euros más me permitió el pase a la maratón de los cines Retiro durante el domingo, una oportunidad perfecta para recuperar alguno de los títulos más comentados durante el Festival y que por mi particular encaje de bolillos para poder disfrutar (o no) de otras me tuve que saltar.

Y por fin, pude ver la película que más me apetecía de todas las programadas y que por un cambio den el horario de emisión no pude ver el martes pasado: Super, de James Gunn, ha sido a nivel particular mi película predilecta (cerca la sigue Triangle) y con la que más he disfrutado, empezando por sus musicales y animados títulos de crédito, siguiendo por su humor cruel y salvaje y terminando por su reparto, con agradecidos cameos (aplausos a Nathan Fillion en cada una de sus apariciones) y una Ellen Page en estado de gracia que la sitúa ya mismo en el olimpo de las diosas del fantástico, (por si no fuera poco con Hard Candy y Origen). Narra las desventuras de Frank D’Arbo (Rainn Wilson), que tras ver como su mujer (Liv Tyler) le abandona por un traficante de drogas (Kevin Bacon) decide convertirse en un vigilante enmascarado de nombre el Rayo Carmesí y ejecutar su particular sentido de la justicia armado con una llave inglesa: esto puede ser desde atacar a vendedores de drogas hasta gente que se cuela en los cines. Pronto se le añadirá Libby (Page) en el papel de Rayito, y juntos formarán un descacharrante dúo dinámico. Memorable.

Por desgracia el nivel de la maratón bajó bastante con Les nuits rouges du bourreau de jade, de Julien Carbon y Laurent Courtiaud, soso thriller con elementos de giallo en el que tres femme fatales se disputan hacerse con un misterioso sello de jade, portador de un veneno capaz de sensibilizar la piel mil veces por encima de lo normal, ideal para potencial el placer o el dolor. Tiene una estética llamativa y eficaz, pero su guión no está a la altura y provoco el sopor de los asistentes a partir de la mitad de su metraje que empezaron a esperar con ganas la nueva obra de Tsui Hark.

Por desgracia, Detective Dee and the Mystery of the Phantom Flame, protagonizada por Andy Lau, tiene demasiados problemas a lo largo de su metraje como para ser recordada como una experiencia satisfactoria. Funciona enormemente bien en sus escenas de acción (tratándose de Hark, faltaría más), pero muy poco en la resolución del misterio y en presentar a Dee como un sagaz detective, aunque no paren de decirlo durante toda la historia, ya que siempre parece dar con las pistas necesarias debido al trabajo de otros. Se hace larga y farragosa durante la mitad para subir, tampoco excesivamente, en su tramo final, donde empieza a olvidarse de sus pesadas explicaciones para dejarse llevar más por las escenas de acción, donde se mueve con más brío y gracia.

Y esto ha sido todo, un año más, con récord particular de visionados. Mientras que la organización parece cada año más seria (vigilancia en cada cine para evitar a posibles coladores de esos a los que el Rayo Carmesí golpea sin piedad, perfecta coordinación de horarios para poder ir del Retiro al Prado sin problemas cuando se sale de un cine para ir al otro y no quedarse fuera), la programación ha pecado de exceso: muchos, muchísimos títulos este año, muchos de ellos de una calidad más que cuestionable que obliga la necesidad de plantearse un comité de selección mucho más serio: siempre he defendido que el Festival de la oportunidad de ver lo máximo posible, pero no a cualquier precio, por que esto es negativo a la hora de cuadrar horas entre los acreditados y de poco sirve si se pierde un título interesante y la marabunta de films nos da a escoger entre tres que pintan mal, y casi siempre han acabado siendo fallidas: demasiada baja estofa este año.

Respecto al palmarés, bueno, lo de siempre, es un jurado con su opinión y su perspectiva de ver el cine y eso hay que respetarlo. El de este año ni mata ni engorda, Rare Exports creo que no ha sido la favorita de nadie, pero tampoco ha disgustado tampoco a ninguno, así que gana más por defecto que por virtud: si me preguntan, entre la sección oficial yo ya no tenía ninguna otra clara favorita, aunque si otras de nivel semejante. La monstruosa cantidad de películas también ha provocado que en esta ocasión fuera difícil diferenciar si una película es de una sección u otra, y es increíble el protagonismo que ha cobrado Noves Visions, la sección del todo vale, que este año no pintaba particularmente bien y he evitado salvo en ocasiones muy contadas, y por lo que me han comentado por ahí, para bien.

Me despido de todos un año más, agradeciendo al webmaster de esta página su eterna paciencia conmigo y a todos ustedes el tiempo que les haya robado. Un abrazo,

Enviado especial: Javier J. Valencia

Festival de Sitges 2010


Búsqueda dentro del web

Sindicación RSS