Entrevistas  Noticias  Películas  Biografías  Artículos
 Historia  Foro  Estrenos  Enlaces  Contacto

 CineFantastico.com >> Actualidad >> Noticias
Sitges 10: crónica del Sábado 16
 Into Eternity, triste pero excelente documental


Foto

La jornada matinal del sábado dio de si el esperado retorno de Ji-Woon Kim con I Saw the Devil, contundente historia sobre la venganza de un agente secreto contra un psychokiller que ha asesinado a su mujer. Tiene excelentes escenas de acción y es dinámica, pero como me ha ocurrido siempre con todos los títulos de Kim existe un cierto distanciamiento entre los personajes y el mundo real, algo que podía ser muy adecuado en The Good the Bad and the Weird por ejemplo, pero que me sacaba ocasionalmente de lugar en esta. De todos modos la recomiendo, ideal para ver en una sesión doble con Bedevilled.

Resultó decepcionante The Perfect Host, de Nick Tomnay. Un ladrón se instroduce en la casa de un excéntrico millonario. Pronto descubrirá que se ha metido en una boca del lobo muy particular. David Hyde Pierce recuperar a su popular Neils de Frasier añadiéndole un toque psicótico y no cuesta en absoluto en señalarle como rey de la función, en una cinta repleta de giros innecesarios y un humor no especialmente billante.

Into Eternity, del documentalista Michael Madsen (no confundir con el actor), es una excelente obra con la mirada puesta en el futuro. Onkalo es una base construida en Finlandia para introducirla con desechos radioactivos y el propósito es que las obras terminen en el 2100: Onkalo deberá entonces permanecer sellada durante cien mil años. Considerando nuestra historia cronológica, ¿Cómo hacer entender a la gente del futuro que jamás deberán abrir sus puertas? ¿No sería mejor no decir nada e intentar ocultar su existencia? ¿No es ese periodo de tiempo ridículo para todos nosotros ya que nos es imposible pensar en esos términos? Una sensación de tristeza general provocó este documental ente los asistentes a la sesión, una de las perlas del año.

Defendor, de Peter Stabbings, narra la historia de un hombre con problemas mentales interpretado por Woody Harrelson que decidirá convertirse en el superhéroe de su barrio. El problema es que no tiene superpoderes, ni superfuerza, ni nada por el estilo, solo la voluntad de un Don Quijote hastiado de su vida. La película, al igual que Triangle, ya ha sido vista por gran parte del fandom durante el año y de ahí la poca expectación que creó entre el público. Viene a ser algo sí como una respuesta un tanto más seria y dramática a Kick Ass o Super, quizá no tan redonda como estas dos anterior pero muy interesante.

Dice el Imdb que Isolation, de David T. McKay, se estrenará en el año 2011: yo les indico que pueden prescindir de ella si se llega a estrenar en cine, opción muy remota. Se trata de una intriga hospitalaria rodada en video y con muy pocos medio medios en la onda de títulos como Coma. Muy flojita, fea estéticamente y bastante tediosa.

La maratón nocturna dio de si dos títulos muy diferentes: The Violent Kind es una distraída pero un tanto ridícula historia de un grupo de motoristas que tienen que enfrentarse a unas fuerzas diabólicas (en la forma de antiguos criminales de los años 50). Un tanto incoherente y estúpida pero aceptable para las circunstancias en las que se visionó. Mucho más estimulante resultó Norwegian Ninja, extrañisima propuesta de Thomas Malling Cappelen, sobre unas fuerzas secretas noruegas que se enfrentan a una organización que pretende enfrentar al país contra la Unión Soviética en 1983. Mezcla imágenes de archivo de noticiarios de la época con un imaginario interno muy estimulante, y un humor realmente extravagante (digna de verse es la carrera entre lo dos aspirantes a ninja).

De momento cerramos la parada por hoy, mañana comentario final sobre las películas visionadas en la maratón, y sobre el Sitges 2010 en general.

Enviado especial: Javier J. Valencia

Festival de Sitges 2010


Búsqueda dentro del web

Sindicación RSS