Entrevistas  Noticias  Películas  Biografías  Artículos
 Historia  Foro  Estrenos  Enlaces  Contacto

 CineFantastico.com >> Actualidad >> Noticias
Sitges 10: crónica del Martes 12
 Jim Mickle mantiene su nivel con Stake Land


Foto

Dicen los tópicos del lugar que Takashi Miike suele presentar cada año dos películas en Sitges: una buena y una mala. Por desgracia la jornada del martes comenzó con una del segundo tipo, Zebraman: Attack on Zebra City. Secuela de las aventuras del superhéroe que presentó el director hace siete años en el mismo festival, sitúa, a estilo de las secuelas de 20th Century Boys, la historia en un futuro cercano, en el cual Zebraman ha perdido la memoria y la sociedad está gobernada por un cruel líder fascista y su hija, una suerte de Lady Ga-Ga con superpoderes. Se pierden las no excesivas virtudes de la primera entrega en el desarrollo de su personaje principal y su papel en un mundo emparejado al nuestro, centrándose en la acción futurista y en un humor bastante flojo. Para olvidar.

Desde el visionado de Triangle dos días atrás Christopher Smith había pasado a ocupar un lugar en primera fila de mis preferencias, y el título que ha presentado este año no decepciona: Black Death, protagonizada por Sean Bean y Carice Van Houten, enfrenta al catolicismo contra el paganismo en la Edad Media durante el brote de la peste. Ecos de la mismísima The Wicker Man se dejan entreveer en la descripción de una localidad que parece, milagrosamente, a salvo de la enfermedad, lugar donde precisamente no se rinde culto al Dios cristiano, y un grupo de enviados por la Iglesia (entre ellos soldados e inquisidores) acuden a investigar. Muy interesante.

Funciona a veces 14 Blades, de Daniel Lee: en sus primeros compases, cuando se describen las intrigas palaciegas que acaban con el servicio de inteligencia comandado por Green Dragon (Donnie Yen) durante los días de la Dinastía Ming, y en sus escenas de acción, en especial las finales, donde se da rienda suelta al estilo wuxia con elegancia y gracia. Es durante el tramo medio del metraje donde la cosa parece atascarse en exceso en desarrollar el romance entre el personaje de Yen y su secuestrada Qiao Hua (Whei Zhao) y en no ser especialmente imaginativos en desarrollar su viaje, lleno de situaciones manidas. Merece destacar la actuación física de Kate Tsui en el papel de Tao Tao, la incansable perseguidora de Dragon: elegante y letal.

Destacó hace un par de ediciones Jim Mickle con su destacable Mulberry Street y por los seguidores de la misma –entre los que me incluyo- se esperaba su retorno con Stake Land, una visión a un mundo apocalíptico lleno de vampiros situado en un mundo muy semejante al de Soy Leyenda de Matheson. Mantiene las virtudes de su film anterior, a saber: una caracterización ejemplar de los personajes, una muestra concreta y coherente de su entorno y un uso muy inteligente de la falta de medios. Quizá flojea un poco en algunos puntos de su guión, a los que no siempre logra dar el empaque necesario, y en dotar de cara y ojos al villano de la acción, innecesario y gratuito, pero no empañan en general un buen resultado general. Otro director que pasa con competencia la prueba del “sophomorismo”.

No empieza mal Insidious, de James Wan, que durante la primera mitad de la película parece recuperar el estilo de cine de terror de los ochenta (con las inevitables referencias, ahí está la aparición de Barbara "El Ente” Hershey) y conduce su historia con dinamismo y sustos de barraca de feria, lo cual no tiene por que ser malo. Pero luego la cosa se tuerce, cuando la narración de aleja de Poltergeist para acercarse a The Dark, muestra un más allá barato y ridículo y deja en evidencia que sus cartas estaban marcadas y que las trampas han sido su especialidad. Al menos es ligeramente mejor que Dead Silence (lo cual no es mucho decir).

Enviado especial: Javier J. Valencia

Festival de Sitges 2010


Búsqueda dentro del web

Sindicación RSS