Entrevistas  Noticias  Películas  Biografías  Artículos
 Historia  Foro  Estrenos  Enlaces  Contacto

 CineFantastico.com >> Películas
Scream 4
Por: Javier J. Valencia


Título original: Scream 4
Año: 2011
Compañía: Dimension Films / Corvus Corax / Outerbanks Ent. / Midnight Ent.
Director: Wes Craven
Guión: Kevin Williamson
Reparto:
Neve Campbell (Sidney Prescott)
Courteney Cox (Gale Weathers)
David Arquette (Dewey Riley)
Emma Roberts (Jill Roberts)
Hayden Panettiere (Kirby Reed)
Click para verlo a mayor tamaño
Sinopsis:
Todo empieza (o vuelve a empezar) cuando Sydney Prescott regresa a su Woodsboro natal a presentar un libro sobre sus vivencias enfrentándose a las tres encarnaciones de Ghostface. Allí se reencontrará con Gale y Dewey, los últimos supervivientes de los crímenes, y lo que es peor, con un nuevo emulador de Ghostface que empieza a imitar los asesinatos del original, poniendo en peligro la vida de su sobrina Jill y su amiga Kirby, sangre nueva entre las posibles víctimas del asesino.
Vuelve Ghostface
Vuelve Ghostface
Dewey y Gale
Dewey y Gale
Comentario:
¿De que manera podría funcionar en esta ocasión la “broma metalingüística” que da sentido a cada una de las entregas de la saga Scream? Esa era la pregunta que probablemente se hacían Wes Craven y su viejo compinche Kevin Williamson cuando trabajaban sobre el proyecto de un cuarto episodio, sobre todo teniendo en cuenta que su tercera no había funcionado demasiado bien, ni comercial ni artísticamente, en parte precisamente por que la “broma” en la que giraba en torno en aquella ocasión carecía del sentido y la coherencia interna de la cual si gozaban las dos primeras. Por que si el chiste iba a ir sobre las “cuartas partes” y las referencias hubieran sido secuelas de baja estofa de sagas tipo Viernes 13, lo cierto es que en principio la cosa no hubiera ido muy bien encaminada.
Sin embargo, parece que los tiros van a ir por ahí en un muy afortunado prólogo, en el cual se producen giros y recontragiros en torno a la saga Stab, la cual, recordemos, es la película dentro de la propia Scream que originalmente adaptaba los primeros crímenes de Ghostface… pero que en un desarrollo cómico bastante logrado se nos indica que lleva ya siete entregas, que en alguna de ellas hasta se viajaba por el tiempo (“la cuarta, la peor de todas”) en claro signo de decadencia, incluso mandando un recadito a la saga Saw, la nueva saga preferida por los seguidores del terror adolescente –y no tan adolescente, que un servidor las sigue con agrado y empieza a tener una edad-. Pero aunque pueda parecerlo, la película no tratará sobre la “degeneración” de una saga, sino sobre la larga y tediosa moda de Hollywood de hacer remakes de todo. He aquí un insospechado logro de una serie que parecía muerta: reírse de los remakes, desde una secuela… que sin embargo también tiene su parte de remake.
Lástima que la película no tarde en revelar todos sus ases (que error fue eliminar a Liev Schrieber de la ecuación, el eterno sospechoso debería haber permanecido siempre hasta el verdadero final) y precisamente cuando obligue al espectador a “esperar lo inesperado” convierta por arte de magia en previsibles los acontecimientos que hasta ese momento no lo eran tanto, y deja un cierto regusto amargo la posibilidad que dejaba su final de haber quedado abierto de haber dado un verdadero lavado de cara a la saga con su nueva protagonista y su nuevo “rol”… sin embargo parece que hubo un cierto miedo a llevarlo hasta sus últimas consecuencias. Una pena, por que hubiera disparado el interés inicial para una quinta parte cosa mala. Sin embargo Sidney (a la que se la menciona como “Michael Myers” debido a que no muere ni a la de mil… algo que no puede decirse de sus secundarios), la “superviviente original”, no parece muy dispuesta a que nadie la saque nunca de la cabeza del cartel. No sería un mal tema para otra nueva secuela… algo que personalmente no me molestaría ver en absoluto siempre y cuando se dejara ver con la fluidez y la gracia de este capítulo.

Búsqueda dentro del web

Sindicación RSS