Entrevistas  Noticias  Películas  Biografías  Artículos
 Historia  Foro  Estrenos  Enlaces  Contacto

 CineFantastico.com >> Entrevistas
James McAvoy
James McAvoy
Fecha: Junio 2011Por: CineFantastico.com


Tras su paso por la serie inglesa Shameless, la carrera de James McAvoy comenzó a despegar después de participar en la primera entrega de Las crónicas de Narnia. Luego vinieron títulos como El último rey de Escocia o Wanted. Ahora el actor vuelve a una superproducción encarnando a Charles Xavier en X Men: Primera generación.

James McAvoy
James McAvoy
X Men: Primera generación
X Men: Primera generación
Pregunta: ¿Cómo has vivido la escala de esta producción?
James: Es divertido. Es como todas las grandes películas: un caos organizado. Pero es un buen y divertido caos organizado. Creo que Narnia era probablemente la cosa a mayor escala que había hecho. Pero ésta está a la altura. Aunque creo que tuve 30 días de trabajo en Narnia, y estuve ahí durante cinco meses y medio, así que fue un poco una locura. Aquí, Michael Fassbender y yo somos los protagonistas, lo que es bastante divertido. Está bastante bien tener un liderazgo dividido también. Y que los dos fuésemos los dos más veteranos de la película -no tanto como Sir Patrick y Sir Ian-.

P: Eres un gran fan de Star Trek. ¿Cómo llevas interpretar un personaje hecho famoso por Patrick Stewart en las tres primeras películas?
J: ¡Ya te digo! Tienes que parar de hacer tu impresión de Patrick Stewart. Pero sí, es excitante. En un momento, durante los primeros ensayos, Matthew nos habló a Michael y a mí sobre imitar un poco sus voces, pero lo probamos durante dos minutos y lo desechamos directamente. Es diferente también porque tenemos que ver de dónde vienen, y lo divertido de la película sobre ello es ver también las diferencias. No tiene sentido hacer la película si sus dos protagonistas, los personajes que vuelven de las otras películas, son exactamente lo mismo que antes.

P: ¿Es tu Charles Xavier un poco menos maduro, quizás, que la encarnación de Patrick Stewart?
J: Claro, en las tres primeras películas Charles Xavier es un monje. Es una fuerza generosa, sin ego, y casi sin sexo por el beneficio de la humanidad y los mutantes. Empezando con "Bien, tiene que ser diferente de eso" es bastante divertido, porque lo completamente opuesto a ello es un tipo movido por el ego, muy sexual, y que se sirve a sí mismo. No vamos muy lejos con ello, pero lo hemos hecho bastante, y definitivamente tiene un ego y una orientación sexual. ¡Es un poco una plaga sexual ahora! Es un poco canalla.

P: ¿Piensas que su poder le da un complejo de deidad?
J: Eso creo, definitivamente, Es algo con lo que espero que podamos jugar en las secuelas, en el camino a convertirlo en Patrick Stewart ¡Que es un dios!

P: ¿Conocías mucho los cómics antes de comenzar el rodaje?
J: Para ser honesto contigo, no estaba al tanto, simplemente porque no teníamos comic books cuando crecí. No sé si es simplemente mi pequeña vida en la que no había cómics, pero ninguno de mis amigos los tenía o los seguía, y nunca siquiera los busqué. Pero era un gran fan a los 10 de la serie de dibujos, que tuvimos los Sábados por la mañana en Going Live, y eso. Eso era demasiado. Mi personaje favorito era Gambit. Así que está bien estar envuelto en la Patrulla X a través de todo eso. Y por supuesto era un fan de las primeras películas también.

X Men: Primera generación
X Men: Primera generación
X Men: Primera generación
X Men: Primera generación
P: Se ha dicho que la dinámica entre Charles y Erik se aproxima a los diferentes acercamientos que tenían Martin Luther King y Malcolm X. ¿Ves eso en la película?
J: Eso creo. Pienso que hay algo de esa dinámica entre los dos. En los cómics, Erik va y viene. Va hacia atrás y adelante entre lo que va a conseguir y la forma en la que v a conseguirlo. En esta película los encuentras en un momento temprano, donde aún se están desarrollando y encontrando quienes son en realidad. Aún estamos viendo algunos de los evenos que les dieron forma, no sólo al principio de sus vidas sino también elementos clave en su crisis de igualdad de derechos que les ayuda a tomar forma. Eso es algo sobre lo que Michael y yo hemos hablado una barbaridad, en términos de dinámica. No puedes meterte demasiado en ello porque de ninguna manera quieres trivializar el movimiento por los derechos civiles, pero es muy transferible, la verdad. Tienes que intentar mirar cómo el resto del mundo reaccionó a ello, y eso te informa de cómo el resto del mundo reacciona a los mutantes en la película.

P: ¿Hay un área más gris entre lo bueno y lo malo en esta película?
J: Sí. Erik no es definitivamente una fuerza del mal. Lo que está haciendo es algo bueno. Puedes discutir que matar a gente nunca es algo bueno, pero está matando a gente bastante mala que le hizo cosas terribles. Es definitivamente más simpático, de todos modos, esté haciendo cosas buenas o malas. La primera vez que le vemos es como un adulto, persiguiendo nazis y todo eso, y sabes por qué lo está haciendo. Incluso si eres pacifista y no crees en matar, puedes entender y empatizar con lo que el personaje está pasando. Donde le lleva eso en la película es algo que deberíamos temer, porque él toma un acercamiento extremo a la idea. Creo que el Profesor X siente eso en él (siendo tan optimista como es) y cree que puede ayudarle. Que él puede ser manipulado y maniobrado fuera de ese lado oscuro, ya sabes. Y eso va dentro del ego de Charles, también. Quiere ser el líder y quiere estar al cargo de toda esa gente. Quiere crear una familia y ser la figura central de la misma, y piensa que puede arreglar a todos. Piensa que tiene ese enorme, increíble superpdoer, pero es sencillamente una empatía amplificada. Pienso que cree que puede entender y arreglar a todos, lo que al final es un error y se demuestra con Erik.

P: La película se ambienta en 1962, ¿cuánto hay de la política y los hechos de los 60s en la historia?
J: Se toca mucho. La Guerra Fría toma una gran importancia y la manipulación de la historia es algo interesante. Nos atamos a la historia de una forma muy cerrada y con fuerza. Pero al mismo tiempo jugamos con la historia mucho y la reescribimos un poco. No cambiamos el devenir del mundo, pero la explicación y la gran maquinación detrás de esos eventos históricos tiene ahora que ver con los mutantes, lo que es genial.



Búsqueda dentro del web

Sindicación RSS