Entrevistas  Noticias  Películas  Biografías  Artículos
 Historia  Foro  Estrenos  Enlaces  Contacto

 CineFantastico.com >> Entrevistas
Joan Álvarez
Joan Álvarez
Fecha: Noviembre 2010Por: CineFantastico.com


Adaptó a la gran pantalla El Libro de las Aguas, y también escribió Crimen Pluscuamperfecto, su única aventura como director. Ahora Joan Álvarez estrena su proyecto más ambicioso, el film de fantasía Mystikal.

Joan Álvarez
Joan Álvarez
Mystikal
Mystikal
Pregunta: ¿De dónde surgió la idea para el argumento de Mystikal?
Joan: Como proyecto de encargo que es, Mystikal surgió de unas directrices que Ángel (el director) me propuso en su momento, hace ya unos diez años. Existía un tratamiento inicial, de enfoque mucho más infantil, que se desestimó en su momento para realizar una historia completamente nueva. De ahí apenas quedan los nombres y características de un par de personajes y la dirección que debía tomar la historia, que Ángel ha tenido siempre clara.

P: Ha sido un proceso largo, por lo que la historia habrá cambiado mucho de esa idea inicial a lo que ha acabado siendo, ¿no?
J: Efectivamente. No sólo por lo comentado antes, sino porque originalmente era una historia que tenía muchos más personajes y un argumento notablemente más enrevesado. Quise construir una historia de fantasía que, aun estando articulada alrededor de los elementos habituales del género, no siguiera los patrones habituales de las historias que ya hemos visto mil veces. En ese sentido, y también debido a la consabida limitación presupuestaria, muchos de los personajes, subtramas y escenas (alguna de ellas realmente fantástica) que poblaban los primeros borradores fueron eliminados en un proceso de síntesis que acabó por otorgar a Mystikal las características que tiene ahora.

P: Una vez terminada, ¿qué te ha parecido la cinta?
J: Aún no la he visto, tan sólo las imágenes de los teaser y algunas fotos, por lo que no puedo opinar al respecto. Lo que he visto hasta ahora, no obstante, me ha sorprendido gratamente. Estoy seguro de que su visionado será una experiencia fascinante.

P: La película está dirigida a un público familiar. Quién crees que va a entender mejor la historia o a disfrutar de ella, ¿los padres o los hijos?
J: Yo creo firmemente que toda película dirigida a niños debe gustar igualmente a sus padres, pues al fin y al cabo son los que van a ir al cine con ellos. Así pues, toda película infantil debería ser, en realidad, de carácter familiar. El guión de Mystikal tiene diversos niveles de lectura para que tanto los niños como los adultos puedan disfrutar de la historia. Los más pequeños estarán encantados con el fascinante mundo que se les propone y con el texto de la propia historia, el relato de aventuras que les conducirá de la mano a través de ese mundo. Los más adultos podrán sumergirse un poco más en el interior de los protagonistas y en el humor que subyace en sus diálogos y acciones, con bromas veladas y la sugerencia de un mundo oculto que sólo los más adultos podrán entender.

P: Tiene algunos toques de humor. ¿Ha sido fácil introducirlos en la historia?
J: Sí. De hecho, Mystikal se planteó como una comedia. Sin embargo, el fue adquiriendo un tono más dramático por las características de la misma historia. Tener unos personajes que se comportan como payasos no me parece en absoluto gracioso y, aunque es una película prácticamente realizada en el ordenador, hay que tener en cuenta que los personajes principales son actores de carne y hueso. Había que encontrar un equilibrio entre ellos y los personajes generados por ordenador, y creí que la mejor opción era introducir el humor de manera natural y lo más orgánica posible. Había que humanizar todo lo que salía en pantalla, fuera un personaje de carne y hueso o uno generado por ordenador, y que fuera creíble, ya no por razones puramente técnicas si no de tono. Creo que el humor que le imprimimos a la historia, surgió más desde la situación que de un comportamiento gratuitamente gracioso por parte de los personajes, funcionó bastante bien en el borrador final.

Mystikal
Mystikal
Mystikal
Mystikal
P: ¿Se ha querido transmitir algún mensaje a los más pequeños con la película?
J: David O. Zelnick dijo una vez que para enviar mensajes ya existía el servicio de correos, y eso es algo que en cierta manera comparto, aunque evidentemente hay que matizarlo. Toda historia gira alrededor de un tema, y dicho tema no es más que el posicionamiento personal de los responsables de la historia con respecto a la premisa principal. En el caso de Mystikal, Ángel siempre tuvo claro qué quería decir con la historia y cuál era la reflexión que habría que extraerse de ella. Con esto quiero decir que la historia está ahí, y ese mensaje debería ser extraído por los espectadores, incluso por los más pequeños, sin que los responsables de la película hayamos tomado una posición realmente activa en ello.

P: ¿Cómo está el mundo del guion? ¿Os afecta la crisis?
J: Sí, como en todos los sectores, la crisis pega fuerte y lo estamos acusando mucho. Y, aunque eso es malo, acaba generando soluciones interesantes y alternativas a tener en cuenta. Por ejemplo, el aumento de la producción independiente. Hoy en día es fácil hacer tu propia película, es cuando más posibilidades hay, al menos de hacer algo. Otra cosa es que haya mucha morralla entre lo que se hace y que se pueda conseguir distribución para aquellos proyectos que merecerían verse en pantalla. Pero al tiempo.

P: ¿Quién es tu personaje favorito, si lo tienes?
J: Es casi imposible de decir. Siempre hay una parte de uno en los personajes que crea, incluso en los peores de ellos. Y siempre debes enamorarte de tus personajes o corres el riesgo de que por desgana acabes por dejarlos a medio desarrollar. Así pues, no puedo pronunciarme sobre ninguno de los que aparecen en la cinta.

P: ¿Tienes previstos más proyectos dentro del mundo de la animación?
J: Tengo varios proyectos, sí, algunos a medio desarrollar y otros como ideas para desarrollar en un futuro. Entre ellos hay una adaptación de El escarabajo de oro, de Edgar Allan Poe. Creo que puede ser una interesante propuesta de historia familiar de aventuras, y un proyecto de unas características similares a Mystikal que mezclaría la fantasía, espada y brujería con el género detectivesco.

P: ¿Cuáles son tus películas favoritas?
J: Difícil pronunciarse. Una de mis preferidas de todos los tiempos es El apartamento, de Billy Wilder, que me parece una maravilla y quizás el guión más redondo que jamás haya visto. La lista de mis películas preferidas se columpiaría desde el Hollywood clásico, que es al período al que corresponde el cine que más me gusta, hasta el apogeo de los giallo italianos, que parecen de factura de lo más cutre pero que me parecen fascinantes de visionar. Entre estos títulos estarían, seguro, Terciopelo azul, de David Lynch, Grupo Salvaje, de Sam Peckinpah, Laura, de Otto Preminger o Arrebato, de Iván Zulueta, que son títulos que siempre salen cuando me hacen esa pregunta.

P: ¿Y tus películas favoritas de animación?
J: Ahora se están haciendo cosas fantásticas en el terreno de la animación. Incluso diría que las películas de animación son hoy en día mucho mejores en todo que las de acción real. Pero hay algunos títulos de toda la vida que me siguen pareciendo por encima de la media. De Disney, por ejemplo, me gusta mucho su adaptación de Alicia en el país de las maravillas. También me fascina el trabajo del animador polaco Karel Zeman: no sé cuántas veces ví Un invento diabólico de niño. Gran prix en la montaña de los inventos, de Ivo Caprino, es también un clásico de infancia y una maravilla del stop motion. En su momento estuvieron igualmente Heavy metal, de Gerald Potterton o la versión de El señor de los anillos de Ralph Bakshi, que aún tiene un algo que aún me causa mucha simpatía. De los títulos actuales, a pesar de haber cosas tan buenas como Ratatouille o Wall-e, me quedo con El gigante de hierro, de Brad Bird, que me parece una joya en mayúsculas.

P: ¿Cómo animarías a la gente a ver la película?
J: Definiendo Mystikal como lo que es, un sencillo relato de fantasía asentado sobre una historia de aventuras de corte familiar que ha visto la luz gracias al empuje de sus responsables. Está claro que no se puede competir con las grandes y multimillonarias producciones que vienen del más allá, así que no se ha pretendido hacer una imitación liliputiense de los blockbusters de turno. Mystikal es una película con personalidad propia en la que se habla en euskera. Y no sólo eso: hay humor, fantasía, aventuras, acción, criaturas imposibles, peligros, espacio libre para la imaginación del espectador y unos personajes cercanos a nosotros que no dejan de cometer errores, uno detrás de otro, aunque la salvación del mundo dependa de ellos. Todo, en 90 minutos de proyección. Y eso no está nada mal.



Búsqueda dentro del web

Sindicación RSS